Cuando empezamos a entrenar Wing Chun Kung Fu, en seguida comenzamos a parcticar un ejercicio que llamamos LAT SAO. Si aún no lo has practicado, mira el siguiente video.

LAT SAO

Es un ejercicio en el que con un compañero entrelazamos los puños constantemente. Su objetivo es extraordinario y vamos a ver por qué, qué hace por nosotros

QUÉ ES

Eso es lo primero, entenderlo. No es combate real, eso sería el sparring y el sparring ligero. Es un entorno de entrenamiento, lo que yo llamo un SIMULADOR, justo como si fuera un laboratorio de pruebas. El LAT SAO es un ejercicio propio del Wing Chun Kung Fu, que nos sirve para simular una situación, en una distancia de combate muy concreta, la distancia cerrada. Allí donde tanto yo como mi adversario llegamos a alcanzarnos con patadas, puños, incluso codos.

PARA QUÉ SIRVE

Para simular una fase del combate, en distancia cerrada y aplicando los principios principales del Wing Chun, como por ejemplo la presión, el flujo constante de golpes, la economía de movimiento…

BENEFICIOS FÍSICOS

Al repetir los mismos movimientos que serán los que utilizaría en un combate real, estoy fijando las posiciones correctas y queda en nuestra memoria muscular, es decir, los músculos lo memorizan para que lo puedas realizar automáticamente sin tener que pensar cual es la colocación, presión, o fuerza que tengo que utilizar.

Trabajo de las cadenas musculares, cada movimiento o golpe implica la utilización de una cadena muscular concreta, es decir, una serie de músculos hacen un movimiento, si fortalezco la cadena responsable de realizar un puñetazo, será más potente y necesitaré menos energía para realizarlo porque utilizo solo los músculos implicados, los necesarios. Y los potencio.

Por supuesto el bombeo de sangre del corazón al ser un ejercicio de alta intensidad constante es muy beneficioso para el riego sanguíneo de todo nuestro cuerpo. Los beneficios para nuestra salud de un ejercicio cardiovascular y de alta intensidad son muchos.

BENEFICIOS FÍSICOS Y PSICOLÓGICOS

Este ejercicio te obliga a estar con atención constante debido a la velocidad y el flujo constante de golpes. Además se pone en marcha nuestro sistema de “multitarea” ya que tengo que ser consciente de defender esos puños y a la vez atento a los ataques de piernas, a mi equilibrio y mi presión. Mejora mi tiempo de reacción desde que el ojo percibe el movimiento de mi adversario hasta que mi cerebro mueve el brazo al lugar correcto para defenderlo. Y desarrollo una habilidad muy importante el timing. Debido a que debo sacar los puños en el momento justo en el que vienen los suyos, ni antes ni después, de lo contrario quedaré descubierto ante sus ataques.

CONFIANZA

Lo más importante es que nos da confianza. Pasamos mucho tiempo practicando en esta distancia, una distancia de combate que no todas las artes marciales trabajan. Sin embargo en Wing Chun nos convertimos en expertos en esa distancia, nuestro objetivo es reaccionar a los ataques de forma automática y muy veloz, atacar en esa distancia sin dejar al contrincante tiempo de reacción ni espacio para realizar sus técnicas. Nos sentiremos cómodos donde otros estilos están incómodos. Artes Marciales como el Jiu-Jitsu comparten un enfoque parecido, trabajan en la distancia más cercana posible. Y es una estrategia de combate muy poderosa. Por tanto veremos nuestra confianza muy aumentada al practicar LAT SAO en clase en un entorno seguro durante muchas horas, que luego nos será muy sencillo poner en práctica en situaciones en las que sea necesario.

Leave a Comment